¿Qué son los pergaminos?: V parte



Expansión

              La expansión del uso del pergamino se ha atribuido a las evidentes ventajas que ofrecía sobre el papiro. El pergamino, efectivamente, es una materia y un soporte más consistente y duradera, se adapta mejor a las condiciones del clima mediterráneo (más húmedo que en Egipto o las regiones del Próximo Oriente) y su producción, relativamente sencilla, no dependía de una planta cultivable sólo en ciertos lugares, sino de animales de rebaño existentes en todas partes. También, el pergamino aventajaba al papiro porque permitía la escritura por ambos lados y su superficie lisa era más apta para el diseño de dibujos y ornamentos y la fijación de tintas de color, ventajas que se han relacionado con la expansión de la producción de códices.

              Los códices, nuevo soporte para escritos librarios, estaban compuestos por hojas más o menos cuadradas, agrupadas y dobladas en forma de cuadernos y ligados a un lomo común.  En el siglo II d. de C. también se produjeron libros de papiro con forma de códice, pero a finales del siglo III y principios del IV un 48% de los códices conservados son de pergamino, y el nuevo formato de generaliza en el siglo IV, al mismo tiempo que el pergamino alcanza su máxima difusión, con predominio absoluto entre los años 700 y 1250 aproximadamente.

No obstante, en la Baja Edad Media la ventaja del papel estribaría en su mayor producción, que favoreció el crecimiento del uso de la escritura en todos los ámbitos, mientras que el pergamino seguiría siendo altamente considerado y utilizado para los libros y documentos más importantes. En los siglos modernos se ha valorado especialmente el pergamino como materia cualitativamente mejor que el papel, el cual, por otra parte, ha ido perdiendo calidad conforme ha aumentado su uso hasta llegar a la mayor producción del mundo contemporáneo.
 


Aquí puedes leer la 1° parte https://lizgallegos-elartedehacerlibros.blogspot.com/2019/12/que-son-los-pergaminos-i-parte.html


Comentarios