Reencuadernación de libro infantil, por Karen Peñaloza

En el taller también realizo clases de encuadernación y restauración, puedo decir que he tenido excelentes alumnos y que me hacen sentir muy feliz y orgullosa con los resultados de sus trabajos. 
A continuación, el proceso y registro fotográfico del último trabajo de Karen Peñaloza, descrito por ella:


Datos de la obra:

Mis cuentos preferidos

Varios Autores

Editorial Sigmar, Buenos Aires

Año publicación: sin información


El libro se encuentra sin tapas, posee costura francesa y adhesivo. Faltan un par de hojas al principio y final de la obra, las cuales se imprimen y se integran a su hoja par. Algunas hojas de los primeros cuadernillos  presentan con rasgaduras.

El libro no tiene paginación, procedo a paginarlo suavemente con lápiz grafito, luego comienza el proceso de desmontaje, liberar y eliminar los cuadernillos del pegamento antiguo y la costura, estirar hojas dobladas, limpiar los rayados y residuos.

Luego prensaremos los cuadernillos.





Se reparan rasgaduras con papel japonés en bordes y pliegues. Se refuerza los pliegues de los cuadernillos para una óptima reencuadernación.



Se prensan los cuadernillos durante el día.

Realizo el trabajo de franquear y colacionar las hojas y los cuadernillos, asegurando el orden correcto de su contenido, luego realizo costura francesa con hilo de algodón encerado y encolo, prensa nuevamente.

Confeccionamos las tapas forradas con vinil rojo texturado escogido por la clienta, prensamos las tapas.

Mi maestra de encuadernación Liz Gallegos hace el dorado del título en cubierta ¡Quedó maravilloso!

A continuación, monto las guardas y la estructura del lomo, para las guardas escogí cartulina española Canson azul.





Finalmente montamos las tapas al cuerpo del libro, cuidando de bloquear la humedad del pegamento desde las guardas hacia el cuerpo del libro, prensa y… ¡Listo!
Un libro preparado para seguir siendo leído por las próximas generaciones.





Comentarios